Languages

martes, 31 de enero de 2017

La piragua feliz

Hay veces que entro en el agua y parece que mi piragua está feliz. Desliza sola, sale de cada remonte con energía y coge inercia en cada rulo que salto. Me canso porque ella me lo pide y al hacerlo, parece que está aun más feliz. Como me dejo llevar por ella no me juzgo en los errores y los aciertos, por lo que todo en la bajada me hace sentir bien, en armonía.





Cuando me pasa eso, lo único que quiero es hacerlo otra vez igual. Pero nada sale igual. Pienso que aquel remonte lo he hecho diferente, que en aquel rulo antes había saltado de izquierdas, que mi piragua ya no está feliz. Y es verdad, todo va menos fluído y parece mucho más difícil.

La diferencia está en el foco de atención. Ya apuntamos en este post anterior que la atención es un “sincronizador” entre el mecanismo perceptivo, la toma de decisiones y la ejecución motriz. ¿Como relacionamos este concepto con La piragua feliz?

En el momento en que 'quiero hacer', 'pienso como hacer', 'comparo con antes', estoy enfocando mi atención en instrucciones técnicas, en expectativas y en situaciones ya vividas, ya no estoy atento a lo que la piragua me pide. Y ¿cómo voy a saber lo que me pide? Si siento. Si tengo un punto de atención el cual me hace estar concentrado en el deslizar en la piragua y a partir de ahí me dejo llevar en lo que me pida. Solo uno. Puede ser el casco plano, el tener una postura recta, el tener una buena transmisión. Cada palista va a encontrar el suyo.

Simplemente prueba a fijarte en una cosa diferente en cada bajada. Verás que habrá un momento en el que el resto sale en piloto automático, solo tienes que cuidar de tu punto de atención. Ese es el tuyo. 

No quiere decir que no necesito instrucciones técnicas, muy por el contrario. Hago el análisis y interiorizo lo que necesito para cada maniobra, pero cuando reme, me concentro solo en mi punto de atención. Lo que he estudiado saldrá solo, y la piragua volverá a ser feliz


En cuanto al análisis, también necesito hacerlo más en forma de sensaciones y menos de instrucciones, pero ese es tema para otro post. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada